La paz en Colombia: Nuevo Escenario de Oportunidades

La paz en Colombia: Nuevo Escenario de Oportunidades

La paz en Colombia es ya, y será durante los próximos años, un propulsor político, social y económico que traerá cambios y mejoras sustanciales en el país y lo catapultará a ser uno de los “países emergentes favoritos donde invertir”. 

A diferencia de los demás países donde ha habido conflictos internos, Colombia es quizá el único país que habiendo sufrido una guerra interna ha presumido siempre de una economía emergente y una estructura empresarial sólida y pujante. Si un país retomó en los últimos años la senda del crecimiento en medio de un conflicto interno de estas proporciones, como lo hizo Colombia, demuestra un potencial que terminará sin duda atrayendo nuevamente la atención, confianza e inversión extranjeras.

El acuerdo con las FARC no va a resolver de un día para otro todos los grandes problemas del país, son muchos y diversos, pero sí traer beneficios inmensos y de particular trascendencia para todos los actores de la sociedad Colombiana.

La paz en cualquier lugar es requisito indispensable para superar la pobreza y la desigualdad y generar nuevos espacios para la convivencia social y política, el trabajo y el desarrollo global del país.

Naturalmente, el crecimiento y estabilidad económica atraen la atención de aquellos inversores visionariosque entienden la posibilidad de ganar más clientes para sus productos y servicios a medida que aumente el nivel socio-económico del consumidor Colombiano. Es en este nuevo marco sin precedentes, la paz, donde empresas nacionales y extranjeras tienen un enorme espacio para crecer y generar nuevas oportunidades de negocio.

¡El momento es ahora!

El costo público también se verá beneficiado por este nuevo escenario pacífico. La guerra suponía anualmente un gasto exorbitante en torno a los $23 billones en materia de seguridad en el país, es decir, el 3,5% del PIB o el 14% del presupuesto nacional. La reducción o desaparición de este costo directo que imponía el conflicto y suponía un obstáculo para el desarrollo económico y social, generará la incorporación a la economía de recursos productivos hasta ahora desaprovechados en fines bélicos y de seguridad y la consecuente disminución de la deuda pública y privada.

La paz también servirá para la reducción de la pobreza y la mejora de la calidad de vida, la aceleración del crecimiento de la economía, la mejora de la percepción de los mercados financieros sobre Colombia, el aumento de la economía formal reduciéndose la sumergida, la recuperación de terrenos, carreteras e infraestructuras que estaban antes comprometidas con el conflicto y la llegada de nuevos inversionistas extranjeros al país. En este nuevo y promisor contexto, el PIB nacional podría duplicarse en la mitad del tiempo previsto.

Y es en este escenario de paz en el que el Gobierno ha puesto en marcha, entre otros, un plan de inversiones sin precedentes de $2,2 billones para construir una infraestructura adecuada de carreteras, hasta ahora precaria e ineficiente. Este revolucionario plan permitirá mejorar el transporte y comunicaciones en todo el país, trayendo innumerables beneficios para el Sector Industrial y Agrícola y mejorando el acceso a y desde los puertos y mercados Colombianos.

Estos y otros esfuerzos del Gobierno y de todos los Colombianos permitirán generar un clima propicio para los negocios, donde la inversión extranjera será más necesaria que nunca para el progreso e internacionalización del país. Empresarios de todo el mundo ya están apostando fuertemente en el futuro de  Colombia, especialmente de España, con una fuerte presencia e influencia socio-económica  en el país.

Con muchos retos por superar y una lista grande de tareas aún por hacer, la mayoría de los Colombianos se muestran muy confiados y esperanzados de estar en el camino cierto para un futuro mejor. Nuevos aires de paz y prosperidad corren para Colombia con oportunidades para todos.

Sólo hace falta saber vislumbrarlas y aprovecharlas; quien llegue primero triunfará.

Alex Bilbao,
Ex miembro de la Delegación del Gobierno Vasco para Colombia, Venezuela y América Central.
Gerente de Exportación y Desarrollo de Mercados Internacionales para AMAZONIA BEVS basado en Nueva York.

Sigue la actualidad empresarial de la
comunidad foral en Navarra Capital
images-cms-image-000012044
Share Button

About author